>

8 pueblos malagueños diferentes para un verano diferente

Este año toca darle la vuelta a las vacaciones. Y si van a ser distintas, ¿por qué no probar algo distinto? Cuando pensamos en Málaga nuestro primer pensamiento es: playa. Seguramente le seguirán palabras como: espetos, sol, costas,etc

 

La provincia de Málaga tiene mucho más y, este verano tan particular, te invitamos a que lo descubras. Ya sabes que el coche no es excusa, porque con Marbenjo tendrás el coche que mejor se adapte a tu escapada al mejor precio, echa un vistazo a nuestra flota y adéntrate en los pueblos de Málaga más allá del mar.

 

CÓMPETA, TIERRA DEL BUEN VINO

En el centro de la Axarquía y en la Sierra de Tejeda se encuentra Cómpeta, que conserva aún sus raíces moriscas. Una tarde paseando por sus callejuelas encaladas te llevará de vuelta al pasado. Rincones llenos de naturaleza, con flores y vides. No puedes volver de Cómpeta sin probar su famoso vino, motor económico desde hace mucho tiempo y protagonistas de sus fiestas más conocidas.

 

ALPANDEIRE Y SU BOSQUE DE FOTOGRAFÍA

Muchas personas se desplazan hasta el Valle del Genal para visitar este pueblo. ¿La razón? Allí se encuentra la casa de Fray Leopoldo, donde acuden muchos fieles. Si te gusta la naturaleza te enamorarás del bosque de castaños que rodea al pueblo. También puedes visitar la a iglesia de San Antonio de Padua, en cuyo subsuelo se descubrieron las momias de un hombre y una mujer que han quedado expuestas a través de una pequeña ventana. Como consejo, si decides sentarte en una terraza tienes que pedir una tapa de jamón ibérico de la zona.

 

ARCHIDONA, UN TESORO UNICO

No nos sorprende que haya sido declarada conjunto histórico. Es un pueblo con tanta historia detrás de cada monumento, cada calle, cada plaza…¿Por dónde empezar nuestra ruta? En la Plaza Ochavada, un corral de comedias del estilo barroco andaluz y, que a día de hoy, sigue teniendo mucha importancia para acontecimientos sociales o culturales. Visita el convento de las Mínimas para apreciar su única y especial arquitectura conventual.

archidona - marbenjo.com

 

BENAHAVÍS, EL PUEBLO DEL BUEN COMER

No tiene playa pero el río Gualdamina nos regala una paradisíacas pozas para disfrutar que no tienen nada que enviarle a un pueblo costero.

¿Pero por qué destaca Benahavís? Por su comida. El centro está lleno de restaurantes en los que su principal regla es comer bien. Su plato maestro es la carne, cordero, venado o cochinillo da igual.

 

CANILLAS DE ALBAIDA, BLANCA PERLA EN LA AXARQUIA

Albaida” significa blanca en árabe, y sus habitantes de hace siglo no podían haberla apodado mejor. Revive una historia escrita hace siglos. Cosas que debes hacer sí o sí: visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Expectación y una, de su muchas, rutas de senderismo en el Parque Natural de las Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama. En una de esas rutas llegarás hasta la Fábrica de la Luz, creada en 1915, en la parte baja del municipio y que daba luz a Canillas, Corumbela, Árchez, Daimalos y Arenas

 

CASARES, MONTAÑA Y MAR

Es el pueblo natal de Blas Infante. Además su término municipal incluye playa.

En lo más alto, de origen árabe se encuentra su castillo. Un pueblo rural rodeado de pinares y alcornoques de las Sierras de Crestellina y Bermeja. Casares es la perfecta armonía de mar y montaña.

 

VALLE DE ABDALAJÍS, DEPORTE DE AVENTURA

Si eres un amante del deporte de aventura este es tu sitio: ciclismo de montaña, senderismo, ala delta, parapente, escalada… Su entramado de calles se adaptan a su orografía particular.

La Antigua Posada, el palacio de los Condes de Corbos y el Mirador de Gangarro son otras interesantes opciones como alternativa al turismo activo que ofrece el pueblo.

 

OJÉN, PAISAJE DE UN PASADO MORISCO

A las faldas de la Sierra de Alpujata y a sólo 10 km de distancia de Marbella encontramos este pueblo. Pasea por sus calles y disfruta de los paisajes que ofrece su pasado morisco. La principal protagonista de Ojén es su fuente de Los Chorros, dónde cinco caños escupen con fuerza agua. Visita la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, construida sobre una antigua mezquita, el Museo del Aceite y el Museo del Vino. Música e historia te esperan en este escondido pueblo.

ojen - marbenjo.com

 

Fuente: Hola.com

 

Deja un comentario