>

¿Málaga ciudad cultural?

By 15/10/2019General

«La cultura de una ciudad no es algo achacable a la Historia, sino a la actitud que una población adopta en un momento determinado», sostuvo Moreno Peralta antes de poner el acento en la «actitud colectiva respecto a la cultura» que se ha dado en Málaga en las últimas décadas.

Así, reivindicó Moreno Peralta el «efecto de la lluvia fina» que han provocado los proyectos culturales que han ido desembarcando en la ciudad, si bien no olvidó el orden de los factores: «Los museos han sido el detonante máximo, pero eso se estaba fraguando desde hace muchísimo tiempo».

«Sigamos por el camino, seamos autocríticos, pero no estemos tan pendientes a cómo nos ven», abogó Moreno Peralta. Y de ese hilo tiró Castiel para poner el ejemplo de La Térmica como institución cultural de vocación heterodoxa. «Cuando planteamos la creación de La Térmica sabíamos que no podíamos ser ortodoxos. El modelo fue el social», aportó el director del centro cultural dependiente de la Diputación Provincial.

Castiel apostó por salir de lo establecido. «Uno de los grandes problemas de la gestión cultural es que seguimos en los 80. Hay que romper esquemas», sostuvo el director de La Térmica, que situó como «termómetro de la base cultural de la ciudad» al recordar sus 150.000 usuarios anuales, sus 400 actividades por calendario y los 150 gestores culturales que programan allí sus actividades.

Y en cuanto a la punta de lanza promocional de la oferta cultural, Castiel reflexionó: «Necesitamos que los museos tengan una mayor permeabilidad a la ciudad. Una presencia activa. Tenemos que dar un paso más en el día a día, ser más reactivos. Hay que tener la lucidez para llegar a la ciudadanía, sobre todo joven».

Tampoco olvidaron Castiel y Moreno Peralta los peligros que acechan en este nuevo escenario, desde la masificación hasta la tentación de entregarse a propuestas vacuas. Porque sostuvo Moreno Peralta que Málaga se ha convertido en espejo para otras ciudades periféricas. Y alertó: «Nos están mirando». Así que, atentos.